¿Vale la pena tener una cobertura jurídica de arrendamiento?

¿Qué pasa con los inmuebles?

Publicado por: Firmante.
julio 18, 2017
¿Vale la pena tener una cobertura jurídica de arrendamiento?

Inicio / Blog / ¿Vale la pena tener una cobertura jurídica de arrendamiento?

"Parecía muy buena persona y ahora ni me paga la renta ni me quiere entregar el inmueble y lo peor ya ni me contesta el teléfono " -- Un arrendador desesperado.

En este mundo tan cambiante, la gente está cada vez más convencida de lo importante que es tomar precauciones previendo el futuro, los seguros de vida, de estudios, del carro, entre otros, parecen estar entre las prioridades de los jefes de familia. Pero, ¿qué pasa con los inmuebles? ¿por qué siendo un patrimonio familiar, esfuerzo de muchos años no se acostumbra proteger? La razón obedece a la poca oferta del mercado de productos que satisfagan esta demanda, pero más aún, al poco conocimiento que tiene el dueño del inmueble de este tipo de productos que sirven para proteger su inversión.

Existen empresas dedicadas a otorgar protección a arrendadores, es decir, a través de una cobertura jurídica y distintos productos especializados para distintas necesidades y requerimientos, dan servicio a los dueños de los inmuebles que desean ponerlos en renta. Dentro de las tareas fundamentales de los despachos de coberturas jurídicas, se encuentra el realizar una minuciosa investigación del inquilino, previniendo falsas identidades o documentos apócrifos, pero además hay que cuidar que se haga una revisión en el Registro Público de la Propiedad, para estudiar la garantía que el aval pondrá como respaldo del arrendamiento.

Una cobertura jurídica está lejos de ser un gasto extra en una operación de arrendamiento, es más comprar un seguro para poder dormir mejor, pues el propietario del inmueble sabe que el fruto de tanto esfuerzo y patrimonio familiar está blindado y raramente podrá sufrir de su pérdida o de la pérdida de los frutos de dicha propiedad. Los arrendadores de inmuebles deben sopesar el precio de la cobertura y los costos monetarios por rentas morosas, pagos de servicios no ejecutados, pago de un juicio a un abogado, o despacho de abogados, por desocupación del inmueble, etc. Además, hay otros costos intrínsecos, pero intangibles, que también deben sopesarse al decidir no contratar una cobertura jurídica de arrendamiento, entre las cuáles podemos citar: pérdida del sueño, preocupación innecesaria, tensión de pareja o familiar, sentimientos negativos como enojo o frustración, entre otros. Estos intangibles, son costos escondidos pues raramente se toman en cuenta para la toma de decisiones, dado que sólo se experimentan cuando los sucesos negativos ocurren.
El costo monetario de una cobertura jurídica de arrendamiento, normalmente es establecida en el mercado por un porcentaje del valor de renta, que oscila entre el 2% y el 5% anual. Los costos por juicios de rentas vencidas y desocupación del inmueble, puede ir entre $80,000 y $100,000 pesos, además del tiempo promedio que tarda este proceso, el cual no necesariamente será a favor del propietario, puede ir de un rango de 6 meses hasta 2 años.

Por lo tanto, es importante que los dueños y propietarios de los inmuebles puedan realizarse nuevamente este cuestionamiento, ¿vale la pena tener una cobertura jurídica de arrendamiento?

Somos Firmante, la firma que te respalda.