¿Por qué necesito un fiador?

Cobertura de jurídica de arrendamiento

Publicado por: Firmante.
julio 24, 2017
¿Por qué necesito un fiador?

Inicio / Blog / ¿Por qué necesito un fiador?

Uno de los principales temores de los arrendadores de inmuebles es que la relación con su inquilino se deteriore o que éste incumpla en los pagos de sus rentas mensuales y que peor aún ni pague la renta ni quiera desocupar el bien.

Por ello, los arrendadores están contratando pólizas de arrendamiento, un nombre muy usado en el argot inmobiliario, aunque su denominación correcta es “cobertura de jurídica de arrendamiento”.

Las coberturas jurídicas siempre estarán enfocadas en proteger al propietario para que el inquilino no pierda su propiedad, pero hay otros seguros de arrendamiento que además de este objetivo aseguran el cobro de rentas o servicios vencidos.

Entre los servicios vencidos más comunes que dejan de pagar los inquilinos están: el pago de mantenimiento, de luz, de agua y teléfono. Estos servicios son contratados directamente por el arrendatario, pero les preocupa a los arrendadores porque, aunque los inquilinos abandonen el inmueble, estos servicios se siguen cobrando y el proceso para cancelarlos conlleva un proceso largo y tedioso.

Ante estos escenarios los arrendadores están eligiendo las pólizas de arrendamiento (coberturas de arrendamiento) que les aseguren la recuperación de rentas y servicios, para ello, se requiere dejar en garantía a un fiador, el cual deberá contar con un bien inmueble como garantía.

Si el arrendatario dejara de pagar sus rentas o servicios, y la vía extrajudicial no ha logrado que éste último pague, los despachos jurídicos de arrendamiento promueven un juicio de desalojo y controversia de arrendamiento; este recurso se podrá utilizar a partir del segundo mes de incumplimiento, y dado que existe un bien en garantía colocado por el fiador, en todos los casos con una gestoría apropiada y un seguimiento profesional se logran recuperar las rentas, servicios y el inmueble. Y, aunque el proceso del juicio puede variar entre 4 y 12 meses, la cobertura de arrendamiento sirvió para que el dueño del inmueble se viera respaldado.

Por ello, si la póliza de arrendamiento o cobertura jurídica es un seguro de arrendamiento que pareciera que solo beneficia al arrendador, los inquilinos llegan a preguntarse el por qué deben pagarla y no el propietario. Aunque esta decisión varía de arrendador en arrendador, en la industria inmobiliaria se estila que quien lo paga es el inquilino y la justificación que se da es que es él quien debe cumplir con ciertos criterios y lineamientos para poder ser aceptado como arrendador del inmueble en cuestión.

En ocasiones, el pago de los servicios por el seguro de arrendamiento se divide entre las contrapartes, este tipo de casos se dan cuando el inmueble había tardado tiempo en rentarse por distintos factores y el arrendador está dispuesto a cubrir esta póliza de arrendamiento.

Por ello, hay que leer qué está ocurriendo en cada operación para saber si hay un margen de negociación sobre quién pagará la cobertura jurídica de arrendamiento.

Somos Firmante, la firma que te respalda.